Mendinet

DENOMINACIÓN DEL GRUPO DE DESARROLLO RURAL

MENDINET.  Este Grupo de Acción Local está formado por las Asociaciones de Desarrollo Rural de la Comunidad Autónoma de Euskadi junto a ITSASMENDIKOI S.A.

ÁMBITO GEOGRÁFICO DE ACTUACIÓN

Zumaia, Deba y Mutriku, los tres municipios que conforman el territorio del Geoparque de la Costa Vasca, se sitúan en la costa central del País Vasco, en el extremo oeste del litoral de Gipuzkoa. El territorio limita al Este con el municipio de Getaria, al sur con los de Aizarnazabal, Zestoa, Azpeitia, Azkoitia y Mendaro, todos ellos en Gipuzkoa, y al Oeste con los municipios de Berriatua y Ondarroa, en la provincia de Bizkaia.

La zona se encuentra muy bien comunicada, y se localiza cerca de las tres capitales vascas. Como ejemplo de ello cabe citar que a solo 30 minutos en automóvil se sitúa San Sebastián y a 50 min. Bilbao (datos calculados desde la población de Zumaia, la de más habitantes del geoparque).

El territorio ronda los 20.000 habitantes en 89 Km2 de superficie, con una densidad de población de aproximadamente 220 habitantes por Km2. El poblamiento se concentra en los siete núcleos de población principales (Zumaia, Narrondo, Oikia, Deba, Itziar, Mutriku y Mijoa), que agrupan a la mayor parte de población local, mientras que la población diseminada en el territorio es reducida, y tradicionalmente ligada a actividades agrícolas.

El territorio del geoparque presenta una línea de costa de 23 Km. de longitud, litoral abrupto donde dominan los acantilados. Hacia el interior se presenta un paisaje de campiña y colinas donde se da la actividad agrícola principal del territorio. Muy cerca, y generalmente en el sector sur, se presentan un conjunto de macizos cuyo relieve más elevado, el Sesiarte, alcanza los 755 m de elevación.

GEODIVERSIDAD Y PATRIMONIO GEOLÓGICO

La geodiversidad del geoparque se caracteriza por los siguientes elementos:

  • La cantidad de tiempo registrado en las rocas (registro estratigráfico) y la variedad de procesos geológicos representados.
  • La diversidad de rocas y fósiles que reflejan una gran variedad de medios sedimentarios del pasado: mares, ríos, deltas, arrecifes, etc.
  • Ejemplos didácticos y científicos de primera categoría de las diferentes disciplinas de la Geología concentrados en un territorio relativamente reducido (geomorfología, estratigrafía, tectónica, paleontología, etc.).
  • Accesibilidad al paisaje poco conocido del mundo subterráneo (cavernas y cuevas).

El registro estratigráfico viene representado por las rocas sedimentarias depositadas en el mar hace millones de años, y cuya edad va desde el Triásico (hace 215 millones de años) hasta el Eoceno medio (hace 45 millones de años). El área es también clave para entender el proceso de apertura del Golfo Vasco-Cantábrico (Jurásico – Cretácico Superior), y las etapas posteriores de colisión entre la placa Ibérica y la Euroasiática (Paleógeno – Neógeno) que culminaron con la formación de los Pirineos y de los montes vascos. Por este motivo, los valles y montañas poseen una alineación sensiblemente Noroeste - Sureste.

En esta zona podemos reconocer dos ámbitos principales, como son la zona norte o costera, caracterizada por relieves más suaves asentados sobre rocas de tipo flysch del Cretácico superior y Paleógeno inferior, y la zona sur, donde destaca el relieve de una serie de montes o sierras, y que viene definida por rocas calizas (o rocas carbonatadas) del Jurásico y Cretácico inferior.

Las sucesiones de tipo flysch que afloran a lo largo del litoral entre las poblaciones de Deba y Zumaia son las que han concentrado el mayor volumen de estudios realizados hasta la fecha. Tal énfasis se debe a la excelente calidad de los afloramientos costeros, y al hecho de que en ellos se puede reconocer de forma casi continua una sucesión de más de 5000 metros de espesor, en la que están representados de forma prácticamente continua, capa a capa, unos 60 millones de años de la historia de nuestro planeta. Esta sucesión de estratos incluye algunos de los episodios físicos y biológicos que han marcado la evolución de la Tierra, lo que otorga especial relevancia a toda la zona, y ofrece unas amplias posibilidades de interpretación del pasado del planeta desde el punto de vista biológico, climático, sobre las oscilaciones del nivel del mar, etc.

Todas estas circunstancias son conocidas desde hace varias décadas por la comunidad científica internacional, siendo el principal motivo de la visita y trabajo continuados por parte de especialistas en geología de todo el mundo. En particular las investigaciones aquí realizadas han sido importantes para sustentar la hipótesis catastrofista de Alvarez et al., que trata de explicar la gran extinción del final de la Era Secundaria (hace unos 65 millones de años) en base al impacto de un asteroide o de una lluvia de cometas sobre la Tierra.

Cabe resaltar que desde un punto de vista estratigráfico resulta de especial relevancia la sección del flysch de Zumaia, que contiene un excelente y completo registro de importantes límites de distintas edades geológicas (por ejemplo, el Cretácico-Terciario, de 65,5 millones de años y el Paleoceno-Eoceno, de hace 55,8 millones de años) y que asimismo incluye los estratotipos oficiales de los dos límites internos del Paleoceno (Daniense-Selandiense, de 61,1 millones de años, y Selandiense-Thanetiense, de 58,7 millones de años). Nos hallamos por ello con uno de los afloramientos con mayor densidad de límites cronoestratigráficos analizables del mundo.

Otro aspecto de gran relevancia en la zona es su geomorfología, que en términos generales puede definirse sobre dos elementos principales. Por un lado destaca el modelado litoral de las sucesiones de flysch en el que tiene lugar la formación de rasas mareales (o plataformas de abrasión), además de numerosos promontorios, calas, etc. Por otro lado, es muy llamativo el modelado kárstico de los macizos calizos del Cretácico inferior de la zona interior, incluyendo multitud de formas tanto superficiales (lapiaces, poljes, etc.) como interiores o endokársticas (cuevas, simas, surgencias, etc.). El territorio cuenta además con una altísima concentración de cavidades que albergan un importante patrimonio paleontológico, con lugares incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad como la cueva de Ekain en Deba, que destaca por poseer uno de los mejores conjuntos de caballos del arte cuaternario. El territorio presenta además numerosos lugares de interés geocultural, con abundantes mitos, leyendas y elementos sagrados asociados a la gea. La zona próxima cuenta también con surgencias de aguas termales explotadas desde hace más de dos siglos, enclaves que han sido los precursores del turismo en el País Vasco, además de numerosas áreas naturales de la Red Natura 2000.

Por su parte los valores geológicos y naturales de la zona han motivado la declaración en 2008 del tramo litoral entre Deba y Zumaia como Biotopo protegido por el Gobierno Vasco. En dicho espacio, la Universidad del País Vasco ha desarrollado recientemente un estudio de catalogación de su patrimonio geológico, con cerca de cien puntos de interés geológicos inventariados. Actualmente, el Gobierno Vasco continúa con la actualización del inventario en el ámbito del País Vasco.

El valor y potencial educativo de este entorno es asimismo muy importante, tal y como lo demuestran el éxito que están alcanzando iniciativas como el centro de interpretación Algorri en Zumaia o el museo Nautilus sobre fósiles en Mutriku.

Sobre la base de sus elementos singulares, Deba, Mutriku y Zumaia han dado sucesivos pasos en su apuesta por implantar una estrategia de desarrollo como territorio diferenciado sobre sus valores geológicos, naturales y culturales. Así, por ejemplo, el territorio ofrece una exitosa experiencia de geoturismo iniciada hace ya ocho años.

En 2002 se comenzaron a ofrecer visitas geológicas a pie desde Zumaia a los puntos de interés próximos a su núcleo urbano, como el límite K/T o una ruta costera guiada a pie que explora el principal afloramiento litoral. Desde entonces y en vista al éxito creciente, cada año se ha extendido el programa y se han ido ofreciendo nuevas visitas. Además, desde 2006 un servicio de barco permite conocer el afloramiento costero desde el mar en visitas guiadas. Poco a poco los municipios vecinos a Zumaia, como Deba y Mutriku, se han incorporado a esta senda, poniendo en valor sus recursos tales como colecciones de fósiles, etc. con lo que se han complementado los atractivos de la zona desde un punto de vista geológico, natural y cultural.

El año 2008 supuso un nuevo hito en este camino ya que los municipios de Zumaia, Deba y Mutriku rubricaron un acuerdo de colaboración para poner en marcha una ruta geoturística conjunta que, bajo la marca de “Ruta del Flysch” y su web www.flysch.com, permitiera englobar y promocionar todos los atractivos geológicos, naturales y culturales de la zona. Actualmente, esta ruta se complementa con la "Ruta del Karst" que permite descubrir la geodiversidad del interior del territorio. En definitiva, el geoparque de la Costa Vasca, gracias a la variedad de la oferta y su consolidación, así como a la respuesta del público, se conforma como una de las zonas más destacables en todo el País Vasco en turismo de naturaleza, geología y cultura.

Contacto Mendinet

Responsable técnico: Cristina Iturriagagoitia
geogarapen@geogarapen.com
Tel.: 94382010/678432326

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.