Levante Almeriense

Denominación del Grupo de Desarrollo Rural

Grupo de Desarrollo Rural Levante Almeriense

Ámbito geográfico de actuación

El Levante Almeriense, ocupa todo el sector oriental de la provincia de Almería, lindando al norte con la comunidad de Murcia al sur y al este con el mar Mediterráneo y al oeste con otras comarcas almerienses: los Vélez, Valle del Almanzora, Los Filabres, Sorbas y Bahía de Almería. Dicho ámbito comarcal está formado por trece municipios: Antas, Bédar, Carboneras, Cuevas de Almanzora, Los Gallardos, Garrucha, Huércal-Overa, Mojácar, Níjar, Pulpí, Taberno, Turre y Vera. Dicho territorio tiene una superficie de unos 1.800 km2.

levante

Tres rasgos principales caracterizan la identidad física del Levante almeriense: el relieve, el litoral y la aridez. De estos tres rasgos, la descripción de los dos primeros queda cumplida con un análisis morfológico, mientras que el tercero, la aridez, resulta ser el hilo conductor de una serie de interacciones y relaciones entre las condiciones físico-ambientales y las respuestas antrópico-culturales, de manera que constituye el elemento que más explica las relaciones territoriales, tanto en términos históricos como en la actualidad. La isoyeta de 200 mm (litros por metro cuadrado y año) atraviesa el ámbito, dejando por debajo de ese nivel de precipitación todo el extremo meridional de Cabo de Gata y una amplia zona en torno a la desembocadura del río Almanzora. Este dato pone de manifiesto una situación extrema de aridez, sin parangón en la cuenca mediterránea, lo que expresa claramente la singularidad del ámbito. Tampoco es secundaria la presencia de una sierra litoral de origen volcánico, la sierra de Cabo de Gata, acompañada de otras manifestaciones locales de vulcanismo en el resto del ámbito. La génesis volcánica de toda la parte meridional del ámbito y la asociación de este vulcanismo con procesos de hidrotermalismo ha producido una gran riqueza mineralógica que explica la profunda secuencia de asentamientos desde la edad de los metales, muy destacadamente con la cultura argárica, y da lugar a fases muy destacada de la historia económica contemporánea (minas de plomo, hierro y oro).

Geodiversidad y patrimonio geológico

Entre los hábitat de interés natural de la Comarca, destaca el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, espacio singular de características únicas declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar ocupa una superficie de 38.000 has terrestres y 12.200 has marítimas, perteneciendo el 70% de su superficie terrestre al municipio de Níjar, el 21% a Carboneras y el 9% a Almería. Por su peculiar riqueza geológica es un recurso a poner en valor a través de la Estrategia Andaluza por la Geodiversidad, que a su vez se suma a una estrategia europea y global. No debemos olvidar que el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es, desde 2001, un Geoparque.

Si atendemos tanto a criterios ecológicos como a criterios científicos-culturales, encontramos en la Comarca destacadas unidades medioambientales caracterizadas por su rica biodiversidad y fragilidad de los ecosistemas que acogen. Estas zonas presentan un gran potencial para el desarrollo de actividades de animación, ocio y deporte, que perfectamente pueden complementar y revitalizar a las actividades existentes, potenciando el uso de recursos infrautilizados y abriendo así nuevas perspectivas económicas.

Las formaciones volcánicas, junto a la complejidad de los sistemas nevado-filábride y alpujárride ofrecen un interés geológico y geomorfológico, tanto a nivel investigación como de difusión y explotación de los recursos mineros de forma tradicional que hacen que el Levante Almeriense presente un gran interés geológico, corroborado por la existencia de más de 50 georrecursos inventariados y/o documentados, es decir, 50 elementos o conjuntos de elementos, lugares o espacios de valor geológico, que además tienen un doble valor añadido: por un lado su elevado valor científico y/o didáctico, y por el otro, su potencial geoturístico, fruto de su capacidad de incrementar la atracción del territorio. De hecho, desde hace bastantes años la visita de expertos, investigadores y estudiantes de distintos países a nuestra zona es frecuente. Por ello, se hace necesario dar a conocer y sensibilizar a la población sobre las oportunidades y los valores naturales que nuestra zona puede ofrecer al visitante y la importancia de su conservación en estado natural para que este valor siga vigente.

Un ejemplo de georrecurso es la geoda más grande de Europa descubierta en el municipio de Pulpí que abre nuevas posibilidades para la investigación y el turismo cultural y científico, declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente, junto con dos nuevos Monumentos Naturales (todos ellos de origen geológico) en la Comarca: la Isla Negra y la Isla de Terreros.

Una parte importante de los georrecursos del ámbito, están relacionados con el Patrimonio geominero y arqueo-industrial. En la primera mitad del siglo XIX se produce en la Comarca el desarrollo de una industria minera, cuyos últimos coletazos llegan hasta la mitad del siglo XX con las minas de oro de Rodalquilar. La explotación de las minas –algunas de ellas existentes desde la antigüedad prehistórica, púnica y romana-  conllevó el desarrollo de numerosas fábricas dedicadas a la fundición de los minerales explotados en las sierras almerienses y la instalación de una nueva tecnología de maquinarias y sistemas de explotación y transporte como el ferrocarril minero, los cables aéreos y las máquinas de vapor; así como los consiguientes complejos de habitación para los ingenieros y los obreros. De los restos de este pasado, que conforman hoy día nuestra Arqueología Industrial, se encuentran en numerosas muestras en muchos municipios del ámbito, destacando Cuevas del Almanzora, Pulpí, Garrucha, Bédar y Níjar.

Otra tipología de georrecurso existente en la Comarca son los yacimientos paleontológicos de interés, destacando la Sierra Cabrera, Sierra de Almagro y las zonas de ramblas como la zona de la Ballabona, en las que destacan fósiles de vértebras de ballena, dientes de tiburón (Megalothon Carchalodon), amonites, trilobites, etc.

Para terminar el recorrido por los georrecursos del ámbito, no podemos olvidar la diversidad geomorfológico y paisajística del Levante Almeriense representados por el Sistema Costero Mediterráneo y el Sistema Volcánico.

El carácter litoral del Levante Almeriense, con 160 kms de costa, lo hacen representativo del Sistema Costero Mediterráneo, con marcadas morfologías asociadas a la dinámica litoral. La costa del Levante Almeriense está presidida por sus sierras litorales, que solo retroceden y se separan de la línea de costa en la Depresión de Vera. Su principal característica, en consecuencia, es la presencia de un claro ritmo cala-acantilado, la compartimentación de los espacios de estancia junto a la costa y una acusada personalidad paisajística.

Por último, el Sistema Volcánico, espectacular en la zona del Cabo de Gata y donde podemos observar formas originadas directamente por la actividad volcánica, como calderas, domos volcánicos, conos volcánicos y coladas de lava.

Contacto Levante Almeriense

Web: www.levantealmeriense.es
E-mail:  levante@levantealmeriense.es
Tel.: + 34 950 469 383
Fax: + 34 950  469 343

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.